Rosina en el país de las maravillas: el Ballet, la Colker y el Cirque; Blanche, Tatyana y la mamá del niño azul

Entrevistas Galerías Videos Especiales

28 Sep 2020  •  00:33

28 de septiembre de 2020
Actualizado: 00:33h

Rosina Gil es una de las más destacadas bailarinas uruguayas de los últimos 15 años. Se formó en la Escuela Nacional de Danza, integró compañías en Paraguay y España hasta que en 2010 se unió al recién creado Ballet Nacional del Sodre, desde el día uno de su etapa refundacional, de la mano de Julio Bocca. Fue una de sus principales figuras, junto a Giovanna Martinato y Vanesa Fleita, y luego junto a María Noel Riccetto.

Fue protagonista en todos los grandes montajes de las primeras seis temporadas de la compañía y encarnó el personaje principal en el documental Avant, de Juan Álvarez, un magnífico retrato fílmico del BNS.

En 2015 fue convocada sin audición previa por la brasileña Deborah Colker para integrar su compañía de danza contemporánea,

de primer nivel mundial (Colker concibió y dirigió las ceremonias de los Juegos Olímpicos de Rio 2016 y tuvo a su cargo la creación y el montaje del espectáculo Ovo, del Cirque du Soleil) donde protagonizó espectáculos como Tatyana y Cao sem plumas.

En 2018 se convirtió en la primera intérprete uruguaya en la historia en ser reclutada por el Cirque du Soleil, donde formó parte del elenco de Volta, en gira permanente por Estados Unidos y Canadá, hasta que la pandemia suspendió toda la actividad de la gran compañía multinacional de la escena.

Instalada temporalmente en Montevideo, Rosina Gil contó algunos episodios de su intenso periplo vital y artístico en este Iceberg especial a domicilio.

ESCUCHAR

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *