Rodolfo Vidal: cuerpo, alma y voz

Entrevistas Galerías Videos Especiales

24 Ago 2018  •  16:48

24 de agosto de 2018
Actualizado: 16:48h

Desde hace más de 30 años Rodolfo Vidal une en su trabajo el canto, la danza y el movimiento en la escena. Con su profunda voz de bajo integró el Coro Saint Dominique y la Suite Montevideo, dirigidos por Pablo Trindade en los años 80 y 90, y en paralelo inició su camino como creado e intérprete en danza en grupos como Contradanza y La Pista, junto a Florencia Varela, Florencia Martinelli y Paula Giuria, entre otras.

Tanto en la danza como en la música, como director y arreglador de varios grupos corales como el Coro de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño, que dirige desde 2001, o antes en Excusa Vocal, asó como en su trabajo de preparación vocal de diferentes conjuntos y solistas, Vidal se nutre de un cúmulo de herramientas y métodos que toman al cuerpo humano como una unidad expresiva y sensorial que trasciende lo estrictamente vocal. Vidal ha definido su concepción como “Un cuerpo que canta”.

Rodolfo ha actuado y creado música en obras como Sénsere, Martín Tin Ton, Finita, Nada, Amorfo y Orfeo. Recientemente fue convocado por Graciela Figueroa para la creación de Gracias, una de las piezas que creó para el Ballet Nacional del Sodre.

A continuación las músicas que marcan su carrera como intéprete y creador de piezas danza y danza performática en la escena uruguaya, ofician de banda sonora para esta charla en El Iceberg.

Escuchar aquí

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *